miércoles, 16 de julio de 2008

Historia de un Flako cuentero

Por: Gerbacio

Durante sus estudios universitarios trabaja como administrador de una tienda de discos compactos cuando el MP3 apenas si tenía registro en la masa consumidora. Luego, lo despiden del puesto porque una tarde de verano unos discos fueron a parar misteriosamente junto con sus objetos personales, discos de The cure, Rage Against the machine, Pink Floyd y algo de Menudo fueron encontrados, (Menudo de la caja chica $, claro esta)…esta música combustible esencial de su cerebro, lo ayudaría a esquivar esta selva de edificios aparentemente objetivos.

Comienza en el bajo mundo del freelance, chivos breves de diseño grafico mal remunerados, en conjunto con un trabajo “normal”, cuya bodega fría, oscura, desolada y húmeda, en algún lugar de 8mogo, abrazaba su espacio laboral. En frente suyo, formulas químicas y porcentajes absurdos de pegamento, producción única en esa empresa, giraban en su cabeza, y luego de su renuncia laboral debido al molesto olor a pegamento que lo hacia sentir en las nubes, inicia su primera experiencia en la absurda irrealidad de las agencias publicitarias, flotando allí, en un mar de consumismo producido por él y por la tropa de quebrantadores de pensamiento y desenfocada “creatividad”, aprendió y corroboró las tácticas obscuras de este medio y un buen día decidió rociar algunas espinas de rosas en el asiento de su Jefe y cambiar un horario de 8 horas (que al final del día eran 11..) y 6 días a la semana, por el mas irreal y único mundo de la narración y el circo itinerante, profesión que daba vueltas en su cabeza desde que era un crío y representaba obras del teatro clásico, queriéndole abrir al personaje espontáneo y natural que desde ese entonces golpeaba a su puerta.

Hoy, inadapta cuentos y los representa con la narración oral, algun@s dicen que su narración es surrealista, él aún no lo sabe…

No hay comentarios: